La especialidad de rehabilitación en el campo de la veterinaria es bastante nueva. Consiste en el uso de técnicas no invasivas para tratar diferentes patologías como son:

  • terapias físicas: láser categoría IVB, magnetoterapia, electroestimulación
  • terapias manuales que pueden consistir en ejercicios pasivos: masaje, estiramientos, cinesiterapia pasiva o ejercicios activos: cinesiterapia activa, ejercicios terapeúticos o neuroestimulación

Con la rehabilitación tenemos 3 objetivos básicos:

  • recuperación de patologías, ya sea de forma conservadora (patologías ortopédicas o neurológicas que no pueden ser tratadas de forma quirúrgica) o bien como ayuda a una recuperación post quirúrgica (patologías
    ortopédicas o neurológicas)
  • mantener buena salud y en buena forma física a nuestras mascotas, ya sea porque padecen una lesión crónica (osteoartritis) o porque realizan actividades que les requiere desgaste físico (agility, animal muy activo a nivel deportivo)
  • evitar o prevenir la aparición de patologías o lesiones secundarias a compensaciones por otras lesiones subyacentes

En la primera consulta se realiza:

  • Una vez examinado el paciente de forma global, planteamos unos objetivos generales y unos concretos a largo y a corto plazo, y se establece una agenda de sesiones adaptadas para la patología y el tipo de paciente.Exploración general e información sobre la actividad diaria y alimentación del animal.
  • Exploración ortopédica: para ello contamos con una veterinaria especializada en fisioterapia y con un veterinario traumatólogo
  • Exploración neurológica completa y sistematizada
  • Examen del animal de pie y examen de la marcha para valorar si existe alguna cojera o movimientos no naturales.
  • Para poder evaluar de forma objetiva la evolución del paciente en las sesiones se toman una serie de medidas morfométricas.

En general, de lo que se trata es de tener una visión global del paciente, que nos permita establecer terapias que nos ayuden a mejorar su salud, su bienestar y llevarlo a la máxima capacidad funcional..Además de las sesiones planteadas en la clínica, se enseñan ejercicios o terapias que pueden llevarse a cabo en casa por parte de los propietarios para que así el tratamiento sea más completo.