Es muy habitual que llegado un punto nuestros pacientes felinos dejen de acudir a la clínica. Se desparasitan en casa (o se dejan de desparasitar) y al ser gatos de interior no se actualizan sus vacunas.

Además el gato está “normal”, y muchas veces pasamos por alto el inicio de muchos problemas que podríamos controlar de forma mucho más sencilla y eficaz con un control rutinario de nuestros amigos felinos.

En nuestro centro ponemos todos los medios para minimizar el estrés que pueda suponer la visita al veterinario y programaremos un plan específico para cada paciente dependiendo de su edad, estilo de vida y patologías ya existentes.

Aquí os dejamos 5 razones por las que merece la pena realizar esa visita que llevamos posponiendo tiempo.

1. EL ENVEJECIMIENTO EN EL GATO ES MÁS RÁPIDO QUE EN HUMANOS.

gato con gafas

Aproximadamente la equivalencia sería 4 años por cada año humano. En 4 años pueden cambiar muchas cosas a nivel de la salud de nuestro gato.

 

2. LOS GATOS SON UNOS MAESTROS ESCONDIENDO LA ENFERMEDAD Y EL DOLOR.

gata en el veterinario

Están programados para ocultar cualquier signo de debilidad a los demás. En una exploración física completa podemos detectar problemas que pasan desapercibidos hasta que es muy tarde para poder actuar sobre ellos.

3. CONTROL DE PESO.

 

La obesidad es un problema sanitario muy extendido entre nuestros gatos caseros. Así mismo, pérdidas de peso no muy severas, pueden pasar desapercibidas y sin embargo ser importantes. Controlando regularmente el peso del gato podremos facilitaros pautas para evitar la obesidad o detectar precozmente ciertas enfermedades.

 

Referencias: webinar de Hill´s AVEPA “Comorbilidades asociadas a la obesidad en perros y gatos”
4. CAMBIOS DE COMPORTAMIENTO.

gatos maullando

A través de la historia clínica podemos detectar cambios de comportamiento que en ocasiones son indicios de problemas ocultos o causan problemas de convivencia. Es importante que nos hagáis todas las preguntas que se os hayan ocurrido desde la última vez que nos vimos y que nos contéis cualquier cambio detectado.

 

 

5. PREVENIR SIEMPRE ES MEJOR QUE CURAR.

Gato durmiendo

Hay muchas patologías que podremos evitar, otras que podremos retrasar y otras que podremos controlar mucho mejor con chequeos regulares y estableciendo un plan concreto para cada gato dependiendo de su edad y estilo de vida.

 

No dude en ponerte en contacto con nosotros para preguntarnos tu dudas o pedirnos cita.